Un poco Sobre Nosotros y que queremos.

Sólo las autenticas, Las mejores.

Etiqueta de calidad para las cervezas belgas elaboradas en familia

Los miembros de la asociación sin ánimo de lucro, Belgian Family Brewers (familias de cerveceros belgas), pertenecen a cervecerías belgas y elaboran su producto en el país desde hace al menos 50 años sin interrupción. Juntos representan al 15% de los cerveceros belgas, con un total de más de 1.500 años de experiencia en la elaboración de cervezas de manera tradicional. Actualmente 20 son las cervecerías que constituyen la asociación.

Su finalidad es promover las cervecerías familiares históricas e independientes, otorgando así una verdadera plusvalía a la identidad y autenticidad del mundo de las cervecerías belgas. Un objetivo noble porque la elaboración de cervezas es un oficio que desde hace siglos pasa de generación en generación dentro de las familias belgas. Por esta razón las cervezas auténticamente belgas merecen ser reconocidas y distinguirse de otras cervezas.

Como trabajamos…

Las cervezas Trapenes son probablemente los productos más famosos que proceden de las Abadías Trapenses.

Una cerveza trapense se distingue de una cerveza de Abadía.

Así, entre todas las cervezas del mundo, solo 11 pueden llevar el nombre `trapense’: Achel, Chimay, La Trappe, Orval, Rochefort, Westvleteren, Westmalle, Mont des Cats, Engelszell, Zundert (NL) y Spencer (USA).

Logotipo “Authentic Trappist Product”

Sólo 10 cervezas llevan el logotipo de ATP: Achel, Chimay, La Trappe, Orval, Rochefort, Westvleteren, Westmalle y Engelszell, Zundert (NL) y Spencer (USA).

Para que una cerveza pueda ser calificada de “trapense”, debe de responder a una serie de criterios estrictos:

1. La cerveza tiene que estar elaborada dentro de las paredes de una Abadía trapense, por los monjes trapenses o bajo su control.

2. La cervecería debe depender del monasterio y la cultura de empresa debe inscribirse en el proyecto monástico.

3. Generar beneficios no es el objetivo de la cervecería. Una parte de los beneficios se destina a la subsistencia de los monjes y al mantenimiento de la Abadía; el resto sirve para pagar las obras caritativas y las personas necesitadas.

Las cervecerías trapenses cumplen estrictamente todas las normas en cuanto a la seguridad, salud e información del consumidor. Del mismo modo, el estilo de la comunicación y la publicidad se caracterizan por la probidad, la sobriedad y la reserva que sientan al medio ambiente religioso en el cual se fabrican las cervezas.

¿Cómo recibir el logotipo “ATP”?

Sólo los miembros de la Asociación Internacional Trapense pueden presentar una solicitud de atribución del logotipo “AUTHENTIC TRAPPIST PRODUCT” para un producto (por ejemplo un licor) o para una categoría de productos (toda la gama de licores) que emanan de su monasterio.

A la recepción de la demanda, el Presidente y los administradores del AIT abren el procedimiento de evaluación que puede durar varios meses.

Esta incluye una investigación profunda, una visita de control de las condiciones de producción y de calidad exigidas por el AIT, y por supuesto una degustación de los productos implicados.

Por último, el Consejo de Administración del AIT toma la decisión de asignar o no el logotipo “AUTHENTIC TRAPPIST PRODUCT” al producto o a la categoría de productos implicados.

La licencia “ATP” se concede por un período de tiempo de cinco años.

El monasterio beneficiario se compromete a cumplir todas las condiciones requeridas en los Reglamentos de orden Interior de la Asociación.

Una cerveza fabricada con saber se toma con sabiduría.