Westmalle

Cervecería Westmalle

Las cervezas trapenses de la abadía de Westmalle son conocidas en todo el mundo. La fábrica de cerveza contribuye al sustento de la abadía. La elaboración de la cerveza no es ninguna actividad puramente comercial en Westmalle.

La mayor parte de los ingresos de las ventas vuelven a la fábrica de cerveza y son invertidos en mejoras en las condiciones de trabajo. Los monjes no se encargan de elaborar por ellos mismos la cerveza, sino que confían el proceso de elaboración de la cerveza a colaboradores externos. Los monjes se encargan de la dirección general de la fábrica de cerveza.

La parte de los beneficios que no se destina a su propio sustento, va a fines sociales, obras sociales y personas con necesidades.

Historia

Durante la Revolución Francesa, los Trapenses tuvieron que abandonar y huir de su abadía en La Trapa. En 1793 llega un grupito de monjes a Amberes. Están de camino a Canadá. El entonces obispo de Amberes les convence para instalarse en una pequeña granja en Westmalle, llamada «Nooit Rust» (Nunca descanso). Este nombre deriva, probablemente, del duro trabajo manual que se realizaba en la finca y en el campo. El 6 de junio de 1794 empieza de manera oficial la vida de los cistercienses en Westmalle, cuando 10 monjes se asientan en el monasterio-granja.

Entre 1815 y 1830 entra a formar parte del Reino Unido de los Países Bajos. El régimen quiere abolir órdenes contemplativas como la de los Trapenses. Sin embargo, los monjes de Westmalle consiguen mostrar su utilidad para la sociedad creando una escuela y abriendo una pensión. A pesar de este periodo difícil e incierto, la comunidad crece y en 1836 el priorato se convierte en abadía.

Finalmente, alrededor de 1900 se empieza con la construcción de la actual abadía, En los años 30 se amplió el complejo de la abadía con un establo para vacas renovado y una nueva granja.

La Westmalle Dubbel (7%) de color rojo-marrón oscuro debe su sabor rico y complejo a la refermentación en botella. Lo llamativo son las notas de caramelo, malta y ésteres afrutados que hacen pensar en el plátano maduro. La cerveza perla bajo una espuma cremosa densa de color crema. Después de beberla forma en la pared del vaso una buena marca de encaje. El regusto largo y seco de esta cerveza trapense suave y equilibrada perdurará tiempo en sus papilas.

¿Trapense o Dubbel?

Además de la ya existente cerveza de mesa, los monjes de Westmalle elaboran desde 1856 una cerveza trapense oscura. La receta de esta cerveza se adaptó en 1926. La nueva y más potente cerveza contiene el doble de materias primas. Es de ahí de donde viene el nombre de Dubbel, llamado en lengua popular «trapense». La receta de 1926 forma hoy día aún la base para la Westmalle Dubbel.

Paleta de sabores

Dulce 80%
Amargo 30%
Densidad 45%

La Westmalle Tripel (9,5%) es una cerveza trapense rubia dorada y límpida que sorprende por el sabor afrutado del plátano maduro y una nariz lupulada bonita y sutil. Esta cerveza amplia presente finura y elegancia, tiene un gusto suave y cremoso, con notas amargas soportadas por el aroma afrutado. Disfrute de un regusto deliciosamente largo y seco. La Westmalle Tripel debe su carácter complejo al lento proceso de elaboración y a la refermentación en la botella.

La Westmalle Tripel se sirve directamente de las botellas de 33 cl., precisamente el contenido del vaso correspondiente. También encuentra la tripel en botellas de 75 cl. En botellas más grandes la cerveza refermenta de manera diferente. El sabor afrutado es algo más suave y maduro y la cerveza sorprende con ligeras notas de vainilla.

Paleta de sabores

Dulce 60%
Amargo 40%
Densidad 30%

Nuevo

Mix Westmalle 330 ml Caja 24 Cervezas

  • 12 Westmalle Dubbel
  • 12 Westmalle Tripel
170

Años de Historia

«Los monjes comenzaron en 1856 a elaborar una cerveza de mesa sencilla. Más tarde, cuando hubo más demanda, introdujeron una cerveza oscura, elaborada con el doble de materias primas. Así surgió el nombre de Dubbel.»

«La Westmalle Tripel se añadió al surtido en los años ‘30. El nombre ‘Tripel’ hace referencia a la dosis triple de materias primas. Por lo tanto, esta cerveza rubia potente contiene tres veces más de materias primas que la cerveza trapense original de Westmalle. Otros productores de cerveza tomaron el término «tripel.»